Salud de Thay / 24 Diciembre 2015


Comunicado oficial, Plum Village, Francia

A todos los centros de práctica de Plum Village,
A todos los centros de práctica y sanghas en todo el mundo,
A nuestros queridos amigos:

      Nuestros centros monásticos en Estados Unidos y Europa llevan ahora un mes en la tradicional práctica anual de los tres meses de retiro de invierno, cumpliendo noventa días seguidos de práctica de plena consciencia, sin dejar el monasterio para salir a enseñar. En este espíritu, los asistentes que cuidan de Thay en San Francisco también han abierto un periodo de práctica de retiro de invierno con Thay, incluyendo meditación sentada temprano por la mañana, meditación caminando, comidas en silencio, visionando vídeos de charlas del Dharma de Thay y participando en el compartir del Dharma.

      Todos los días, Thay ha disfrutado uniéndose a los hermanos y hermanas en todas estas prácticas, y podemos ver que la práctica con la comunidad es una importante fuente de alimento espiritual para Thay, apoyando su recuperación en todos los aspectos. Thay recientemente disfrutó viendo una antigua charla del Dharma que impartió hace muchos años en el Reino Unido. Escuchó con atención toda la charla, a menudo sonriendo y asintiendo con la cabeza cuando su yo más joven apuntaba aspectos clave. Los especialistas nos dicen que este tipo de actividad es muy terapéutica y de ayuda para la recuperación del habla. Lamentablemente, en este momento, Thay ha hecho sólo ligeras mejoras y sigue siendo incapaz de hablar. Continúa cantando con nosotros, y está pronunciando más y más palabras reconocibles cada vez que cantamos las canciones de Plum Village que él recuerda tan bien. Somos testigos de cuánto esfuerzo y energía pone Thay en tratar de formar las palabras, a pesar de que a veces puede ser frustrante para él. Nos alegra informar que ahora hemos encontrado un nuevo logopeda que va a trabajar con Thay a diario a lo largo de enero. Además, continuamos explorando muchas técnicas de sanación neuroplástica nuevas e innovadoras, incluyendo la neurorretroalimentación y la terapia con láser frío.

      Sigue disfrutando de momentos de paz y felices contemplando el puente Golden Gate y haciendo excursiones a los jardines botánicos y otros hermosos lugares turísticos de San Francisco. Con la ayuda de un soporte en su pierna derecha, Thay ha comenzado a poner más peso en la parte derecha de su cuerpo y está entrenando para ser gradualmente más independiente en términos de equilibrio y de permanecer en pie. Continúa practicando el caminar todos los días, durante varias horas por día, con el apoyo de su fisioterapeuta y de sus asistentes monásticos, que están recibiendo formación y asesoramiento experto.

      Nos sentimos inspirados por la vitalidad espiritual de Thay, su fuerte perseverancia, y su inmensa voluntad que han dirigido su recuperación desde el principio. Thay nos está enseñando que no aprecia la lástima; que aprecia la práctica y es sensible a la atención plena y la verdadera presencia de todos a su alrededor. Estamos aprendiendo de la gran dignidad de Thay en la aceptación de lo que tiene. Podemos ver en toda su forma de ser que, para Thay, lo que tiene es suficiente. Esto no nos impide, sin embargo, hacer todo lo que podamos para apoyar su recuperación; ni impide a Thay regresar diligentemente a reentrenar cuerpo y mente. Nos recuerda la poderosa frase de la caligrafía de Thay: «This is it (Es esto)». En nuestros esfuerzos para apoyar la recuperación de Thay, estamos enraizando nuestra práctica en nuestra aceptación del momento presente, abrazándolo tal como es, sin temor por el futuro, ni remordimientos sobre el pasado. Thay siempre nos ha recordado que el Buda fue un ser humano. Thay está lidiando con este desafío humano y nosotros, su continuación espiritual, estamos siempre a su lado. Podemos estar en paz porque sabemos que todos nosotros estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para practicar y estar ahí para nuestro maestro.

      Sentimos profundamente que la recuperación física de Thay está inextricablemente ligada a la salud y la prosperidad de nuestra cuádruple familia espiritual. Esto ha sido evidente en la reciente ordenación de veinte hombres y mujeres jóvenes de la familia de ordenación Redwood (secuoya) . Nueve fueron ordenados en Tailandia, y otros diez se ordenaron en Plum Village, provenientes de Irlanda, Francia, Holanda, Italia, Indonesia y Australia. Estos novicios se ordenaron ya que están inspirados por la fuerza del cuerpo de la sangha de Thay y por el cuerpo vivo del Dharma de enseñanzas y prácticas. Como comunidad, estamos cuidando todos los aspectos del cuerpo de Thay porque vemos profundamente que no está únicamente en San Francisco. Podemos ver su cuerpo de sangha floreciendo un poco en todas partes, en nosotros mismos, en cada uno de los nuevos novicios, y en todo el mundo. La visión de Thay de la próxima manifestación de Buda como sangha se está realizando.

      Nos gustaría expresar nuestro profundo agradecimiento a toda nuestra familia espiritual por estar ahí, practicando con todo el corazón dondequiera que estés. Cada uno de nosotros es una célula en la cuerpo de sangha de Thay, y contribuimos al cuidado de Thay al regresar a casa a cuidar de nosotros mismos, de nuestra práctica y de nuestros seres queridos. De esta manera somos una hermosa célula, activa en el cuerpo de la sangha de Thay y en el cuerpo del Dharma.

      Gracias por estar ahí para nosotros. Nosotros estamos aquí para ti.

Con amor y confianza,
Los monjes y monjas de Plum Village

.

.